MONUMENTO A LAS SIETE DONCELLAS


 

Este monumento preside la Plaza de la Cal y fue realizado en bronce por el escultor Gonzalo Coello en el año 2009. Es uno de los monumentos más significativos de la villa ya que representa la leyenda de Simancas, cuya festividad se celebra el 6 de Agosto, en la que se realiza una representación teatral (entre otros actos).

Según esta leyenda, el reino de León debía entregar 100 doncellas como tributo al califa musulmán Abderramán II, siete de las cuales eran de Simancas. Éstas prefirieron cortarse sus manos para que el califa las repudiara. Se dice que de ahí viene el nombre de la ciudad:

 
Siete mancas=Simancas, manos que aparecen representadas en el escudo de la villa.