Nuevo bando municipal: cierre de peñas y prohibición de los botellón para cortar la cadena de contagios

El Ayuntamiento de Simancas ha emitido un bando en el que recuerda las medidas adoptadas por la Junta frente a la crisis sanitaria y establece medidas adicionales para el ámbito de su término municipal.

Entre otras medidas, el documento acuerda el cierre de peñas por ser posibles focos de contagio y por la dificultad de seguimiento de posibles contagios. A los efectos previstos en el acuerdo adoptado, se entiende por peñas “cualquier local o instalación no destinada al uso habitual de vivienda, en la que se desarrollan actividades de recreo o similares a las desarrolladas en establecimientos de ocio, tales como consumo de alimentos y bebidas, actuaciones musicales, baile o análogas”.

El bando también deja claro que el Ayuntamiento no va a autorizar actividades que puedan poner en peligro la salud de las personas, ni en espacios cerrados ni al aire libre.

También recuerda que en hostelería y establecimientos al aire libre no se pueden admitir clientes con posterioridad a las 00.00 horas y que el aforo limitado queda de la siguiente forma: establecimientos al 50% y terrazas al 80%.

Al mismo tiempo, se recuerda la prohibición de hacer botellón y consumir alcohol en la vía pública bajo sanción de la Ley 4/2015 de Protección de Seguridad Ciudadana. “Queremos que impere una convivencia cívica, y no el miedo, pero sí la responsabilidad”, señala al respecto la alcaldesa accidental, Zulima Castillo.

Tampoco está permitido fumar en la vía pública o en espacios al aire libre cuando no se pueda respetar una distancia mínima entre personas de, al menos, dos metros. Esta limitación será aplicable también para los dispositivos de inhalación de tabaco, pipas de agua, cachimbas o elementos equivalentes.

Zulima Castillo se muestra “consciente de que es una situación difícil, sin duda. El momento actual es complicado, y entendiendo a todos los habitantes del municipio, especialmente a los jóvenes, se debe recordar que es momento de responsabilidad común y prudencia”, ya que “el virus está aumentando considerablemente con una gran cantidad de rebrotes y no podemos relajarnos, porque volveríamos a situaciones críticas de meses pasados”.

Por ello, la concejal y alcaldesa accidental pide a los vecinos que sean “ejemplo de nuestra convivencia, evitando concentraciones de más de diez personas, donde la relajación puede predominar”.

También recuerda que es obligatorio el uso de mascarillas.

Redimensionar tamaño de fuente