Simancas acoge la proyección del documental “Donde vivo y muero”, centrado en la situación del medio rural

  • La película, promovida por la Fundación Godofredo Garabito y Gregorio y Pez Volador Producciones, recorre veintidós pueblos de Montes Torozos y Tierra de Campos, entre ellos Simancas, y presta especial atención al fenómeno de la despoblación.

El Centro Cultural “La Vaguada” de Simancas ha sido hoy el escenario de la proyección de “Donde vivo y muero”, un documental producido por la Fundación Godofredo Garabito y Gregorio y Pez Volador Producciones, en el que ha colaborado el Ayuntamiento de la localidad, que versa sobre el presente y futuro del medio rural a partir de la obra del escritor vallisoletano Antonio Corral Castanedo.

El documental, en cuya realización ha sido necesario recorrer más de 3.600 kilómetros por las comarcas de Montes Torozos y Tierra de Campos, en las provincias de Valladolid, Palencia y Zamora, incluye la visita a veintidós pueblos, entre ellos Simancas, y combina planos aéreos mediante el uso de dron, otros pie a tierra y diversas entrevistas.

Autoridades durante la presentación del documental.

La obra, que cuenta con el patrocinio de la Diputación de Valladolid y RTVCyL, refleja la preocupación por el estado del medio rural y sus retos de futuro, en especial la despoblación, desde la figura de Antonio Corral Castanedo, escritor y crítico de arte fallecido en 2005, que fue columnista de El Norte de Castilla y ABC, además de integrante de la Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción.

Corral defendió las tradiciones y el rico lenguaje de nuestro agro, que se van perdiendo, un perfil que enlaza de lleno con el objetivo de la Fundación Godofredo Garabito y Gregorio de difundir la memoria del medio rural. Tras la proyección de mañana en Simancas, que concluirá con un debate entre los asistentes, el documental continuará su presentación en otras localidades

De hecho, “Donde vivo y muero” es la primera de las siete películas previstas, una serie en la que escritores, poetas, músicos, escultores y pintores meditarán sobre cuestiones como el invierno demográfico, el medio ambiente ante el fenómeno del cambio climático y el humanismo en la sociedad actual.