Simancas, escenario de una nueva edición de la Tradicional Matanza del Cerdo

  • El periodista y motero Ramón Pradera ejerció de “matancero de honor”, mientras que las integrantes de la Asociación de Mujeres Alicia B. Gould se encargarán del embuchado de los chorizos.

La localidad vallisoletana de Simancas acogió los días 16 y 17 de febrero la sexta edición de la Tradicional Matanza del Cerdo, una celebración que combina degustaciones y actuaciones musicales en la que el periodista y motero Ramón Pradera ejerció de “matancero de honor”, y que organizan de forma conjunta el Ayuntamiento de la villa y la  Asociación Cultural de Peñas.

El programa, en el que también colaboran diferentes empresas y establecimientos del municipio, comenzó en la Plaza Mayor a las 12,30 horas del sábado 16, con una degustación gratuita a los asistentes de sopas de ajo y caldo matancero, ofrecida por la mencionada asociación.

Con posterioridad, a las 13 horas, tuvo lugar la recepción del periodista y motero Ramón Pradera como “matancero de honor”, en un acto presentado y conducido por Miguel Castañeda, para dar paso a la chamuscada del cerdo previa a su limpieza y colgado. Las integrantes de la Asociación de Mujeres Alicia B. Gould se encargaron de realizar las labores de embuchado de chorizos.

Además, está prevista la subasta del cerdo abierta al público. La sesión de mañana concluyó a las 14.30 horas con la actuación musical del grupo “Las Chicas”. Ya en horario vespertino, el festejo prosiguió con el destazado del puerco y la actuación de David de Andrés. La jornada concluyó con el concierto de Los Pichas a partir de las 22.30 horas.

Por su parte, el programa del domingo contó con un vermú flamenco con la presencia del cortador de jamón Pake. Durante ambos días fue posible degustar productos de cerdo y bebida al precio de dos euros. La celebración de la Tradicional Matanza, asentada en el calendario de eventos del municipio, supone la puesta en valor de un rito habitual en el medio rural que resultaba esencial para la subsistencia de las familias de hace décadas, por los productos que genera.