20.11.2018.- La localidad vallisoletana de Simancas ha vuelto a ser durante el mes de noviembre sinónimo de teatro, gracias a un amplio y variado programa compuesto por seis representaciones llevadas a escena con gran afluencia de público en el Centro Cultural La Vaguada, lo que demuestra la buena aceptación de esta iniciativa municipal que ya se ha consolidado dentro de la oferta cultural dirigida a vecinos y visitantes.

Bajo el lema “Simancas en noviembre en puro teatro”, el programa de 2018 sigue el criterio de años anteriores en lo concerniente a desarrollar este ciclo en las semanas centrales del otoño, coincidiendo con el undécimo mes del año en el que, tradicionalmente, tenían lugar las representaciones del Tenorio. El de este año, que concluye el próximo sábado, ha contado con unos 1.500 espectadores.

El ciclo ha destacado por la calidad de las obras y compañías presentes, dentro de la red de Circuitos Escénicos de Castilla y León salvo la del domingo 11, con compañías profesionales de Valladolid “que poseen un gran nivel, con contenidos enfocados a un público familiar en cuatro representaciones, y con un protagonismo notable de la música en algunas de ellas”, según explica Mario del Campo, coordinador cultural del Ayuntamiento.

El calendario arrancó el día 24 de octubre con la función “Entre pícaros anda el juego”, dirigida a escolares con motivo del Día Internacional de las Bibliotecas, a cargo de Teatro La Quimera de Plástico, y prosiguió con la presencia de Valquiria Teatro el 3 de noviembre para llevar a escena “No es otro estúpido espectáculo romántico”, un original homenaje a la figura de José Zorrilla.

Teatro musical
Por su parte, Líbera Teatro actuó el 10 de noviembre con “Crónica de un plutoniano en la Antigua Grecia”, mientras que el Ballet Carmen Amaya ocupó el escenario la jornada siguiente para representar el teatro musical “Un viaje de ensueño”. Ambas obras están concebidas para un público infantil y familiar, “dentro de nuestro afán por mostrar a los más pequeños la magia del teatro, por animarles a disfrutar de las artes escénicas con una clara vocación pedagógica”, apunta Mario del Campo.

También se dirige a ellos “Caperucita. Lo que nunca se contó”, obra representada el día 17 por Teloncillo Teatro, que aborda de nuevo este cuento de los Hermanos Grimm y fue premiada en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, mientras que “Barataria”, de Teatro Corsario, pone fin al ciclo el día 24 con la presencia entre nosotros de Don Quijote y sus consabidas andanzas.

Merced a la política de precios asequibles a todos los bolsillos, la respuesta de los espectadores ha resultado de lo más favorable, con buenas entradas en todas las representaciones y en varios casos con lleno absoluto en la sala de La Vaguada, un espacio perfectamente equipado y diseñado arquitectónicamente para este uso, con un aforo de 313 personas. De hecho, el Ayuntamiento ya trabaja en la organización de la próxima edición para noviembre de 2019.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad